Un convenio que debería proteger los vestigios ferroviarios

De cuando Madrid-Delicias tenía actividad ferroviaria, han quedado huellas que el progreso no debe borrar.

Depósitos de agua en la antigua playa de vías de Madrid-Delicias.

Foto: JCC

La gran parcela anexa al Museo del Ferrocarril de Madrid-Delicias ya es objeto de la redacción de un convenio, entre Adif y el Ayuntamiento de Madrid, para borrar de ella su pasado ferroviario y utilizarla para dotar de equipamientos básicos y culturales a los vecinos de la zona, que han triunfando en su objetivo unidos en diversas asociaciones, tan activas y dinámicas como  como ‘Nudo Sur’‘Nuevo Legazpi’ y la ‘Plataforma Vecinos de Delicias’. Junto a ellas, también han luchado ante los organismos públicos por la recalificación de estos terrenos la ‘Plataforma para la Defensa de la Educación Pública de Arganzuela y Lavapiés’, y la FRAVM (Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid). El futuro de la parcela, de entre 55.000 y 58.000 metros cuadrados que en buena parte es, hasta el momento, propiedad de Adif, comenzará a quedar reflejado en ese convenio que ya están preparando los técnicos del Consistorio de Manuela Carmena Castrillo, con el fin de presentarlo a los gestores de la Zona Centro de Patrimonio de Adif a finales del mes de septiembre. En principio, será un borrador en el que Adif espera importantes compensaciones.

Estos terrenos en desuso de Madrid-Delicias en los que, a medio plazo, entrará la maquinaria pesada para arrasar con las vías, las traviesas, los desvíos y demás elementos de la explotación ferroviaria, aún albergan algunos vestigios propios del patrimonio histórico, representantes de otros tiempos, de la época de la tracción a vapor. Es el caso de un par de depósitos, tan típicos en la red de entonces y que servían para alimentar de agua a las locomotoras de vapor. Sin duda, estas piezas, de las que pocas se pueden contemplar en la Comunidad de Madrid, merecen una protección y una restauración para convertirlas en un par de símbolos que vinculen de alguna manera a las nuevas generaciones de vecinos con el glorioso pasado ferroviario que tuvo el suelo que pisan. De momento, la parcela será adecentada por el personal del Ayuntamiento, tanto la parte correspondiente a su propiedad como la mucho más extensa de Adif.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *