Temen que todos los trenes de la serie 61 los enajene SFM a un país africano

Un grupo de aficionados amantes de la historia ferroviaria insiste en que es necesaria la preservación de coches s/61.

Composición s/61 de SFM

Gentileza AAFIB

La Associació d’Amics del Ferrocarril de les Illes Balears (AAFIB) continúa con el ánimo de hacer ver a los gestores de Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) que es necesaria la defensa del patrimonio histórico ferroviario de la propia Compañía. Y entre ese patrimonio histórico ya se encuentran unos trenes que fueron retirados del servicio diario, los de la serie 61, automotores diésel importantes para la explotación de las líneas no electrificadas hasta que la catenaria se extendió por la red de una forma total, lo que ocurrió en el pasado mes de enero. La propuesta de la AAFIB es preservar uno o dos trenes para que pasen a ser conservados en el espacio museístico de Son Carrió, y no ocurra como con otras series de vehículos que tras ser retirados del servicio desaparecieron todos sus integrantes, generalmente desguazados. “No podemos caer otra vez en los mismos errores del pasado”, señalan desde la AAFIB.

La Associació comprende y no se opone a los planes de enajenación de los coches de la serie 61, dado que será una fuente de ingresos para SFM, pero requiere que algunos ejemplares tengan asegurada su conservación en la isla porque “han prestado un servicio básico a toda la ciudadanía y tienen un papel en el ferrocarril del siglo XXI”. Desde la AAFIB recuerdan que los primeros de estos trenes s/61 comenzaron a circular el día 22 de junio de 1995, cuando sustituyeron “a los veteranos automotores Ferrostal y siendo el primer material nuevo que recibía la Compañía desde el año 1960”. En este año lo que llegó a Mallorca para estrenar en sus vías fue la última locomotora diésel Creussot. Desde hace varios años, la s/61 no está al completo porque con el aumento de los kilómetros electrificados varios trenes fueron adquiridos por Chemins de Fer de la Provence, y ahora la AAFIB teme que los rumores de enajenación a un país africano de este material impida preservar al menos una unidad completa en el museo de Son Carrió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.