Solicitan a Fomento que abra una nueva estación de Cercanías en Madrid

El Atl. de Madrid se dispone a estrenar el W. Metropolitano, un estadio vanguardista… pero sin estación de Cercanías.

Unidad de la serie 465 de Renfe Cercanías.

Foto: Miguel Ángel Patier

El viejo campo Vicente Calderón ha sido abandonado por el Atlético de Madrid para comenzar una renovada etapa existencial, la cual también incluye un inexplicable rediseño de su escudo. En estos momentos, antes de la inauguración, el Consejo de Administración rojiblanco presume de estadio por el flamante Wanda Metropolitano que se estrenará el próximo sábado. Sin embargo, y pese a la modernidad de sus instalaciones, no es tan completo en cuanto a infraestructuras de transporte público como el histórico Calderón, que además de contar con varias líneas de autobuses municipales y estaciones de Metro en sus aledaños, también disponía con una estación para las Cercanías de Renfe, la de Pirámides, atendida con numerosos trenes de las Líneas C-1, C-7 y C-10. De esta situación, posiblemente sin importancia para el presidente Enrique Cerezo, sí se percató Pedro Rollán Ojeda, el Consejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid.

Pese a que el despreocupado Cerezo (“el Metro de Madrid es uno de los mejores del mundo y hay que utilizarlo como principal medio de transporte para llegar al estadio”) es feliz con la estación de Metro renombrada Estadio Metropolitano, la iniciativa de Rollán Ojeda es obvio que mejoraría la oferta de transporte público para el nuevo estadio. Por ello, desde la Comunidad de Madrid se ha solicitado al Ministerio de Fomento que instale allí una estación de Cercanías, dada la ventajosa circunstancia de que en las proximidades existen infraestructuras de Adif, vías y el destartalado apeadero de O’Donnell. Esta abandonada instalación podría servir de referencia, pero no para alzar sobre ella una estación definitiva válida para ofrecer un acceso sencillo al estadio, ya que para lograrlo el Ministerio de Fomento debería modificar su orientación y también trasladar unos metros su ubicación. El Ayuntamiento de Madrid ya había contemplado pedir utilidad para O’Donnell en un Plan de Movilidad que confeccionó en el año 2016, aunque antes le habían llegado repetidas peticiones al respecto por parte de los vecinos de la zona, los del barrio de Las Rejas, ya que esta dotación es una vieja reivindicación suya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *