Sanear las cuentas recortando ferroviarios y material móvil

La Sociedad Mercantil Estatal Renfe Mercancías ha elaborado un Plan de Gestión para el periodo 2017-2019.

Tren de Renfe Mercancías con la locomotora diésel 333-350 en cabeza.

Foto: JCC

Un histórico gestor del Grupo Renfe, Abelardo Carrillo Jiménez, alto ejecutivo que ha pasado dejando huella por todas las áreas de dirección imaginables dentro de la Compañía ferroviaria desde el año 1985 hasta nuestros días, se ha puesto al frente ahora de una de las misiones más difíciles de su carrera profesional, sanear y potenciar la ruinosa rama del Grupo Renfe llamada Renfe Mercancías. Ayer, él mismo presentó el Plan de Gestión 2017-2019 de esta Sociedad Mercantil Estatal, que busca su saneamiento general para hacerla competitiva. Entre las medidas inminentes de Carrillo Jiménez está que Renfe Mercancías se desprenda del 20 por ciento que posee de Transfesa y del 38 por ciento de Semat, competidores en su mismo negocio. Además, la Sociedad se desprenderá de material móvil, 66 locomotoras de su parque motor y, de su parque remolcado, un número alto de vagones. El balance ofrecido por el directivo apunta que su parque de locomotoras lo forman 319 unidades, un número que se antoja inflado teniendo en cuenta las máquinas realmente activas para este mercado de las series 251, 252, 253, 269, 289, 319, 333 y la treintena que circulan sobre ancho métrico. En cualquier caso, Renfe Mercancías situará su parque en 253 locomotoras mediante un proceso de enajenación a Renfe Alquiler de Material o de venta a empresas externas.

En virtud de esta nueva estrategia, Renfe Mercancías espera lograr el equilibrio en sus cuentas ya en este mismo año 2017, frente a las pérdidas de 49 millones de euros en 2016, y en buena medida lo conseguirá gracias a los ingresos extraordinarios de las desinversiones. El Plan de Gestión 2017-2019 también contempla realizar un ajuste de personal en este primer ejercicio, con un recorte del 24 por ciento de la plantilla actual, que es de 1.312 trabajadores. Este descenso de nóminas se realizará de forma voluntaria, bien pasando a otras divisiones del Grupo Renfe, bien acogiéndose a un plan de bajas voluntarias que tiene en marcha la Compañía. En la actualidad, 249 ferroviarios ya se han acogido a alguna de estas dos salidas mencionadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.