En Renfe Viajeros ya conocen la posición antidiésel del ministro Íñigo de la Serna

Aseguran al ministro de Fomento que su figura va a pasar a la historia del ferrocarril español con sus últimas decisiones.

Automotor diésel s/592 estacionado en Murcia.

Foto: JCC

Son la cara y la cruz del Gobierno. Mientras en el Ministerio de Empleo y Seguridad Social de Fátima Báñez “no hay dinero”, en el Departamento de Íñigo de la Serna hay abundancia de recursos para sacar adelante toda clase de proyectos. Entre ellos los hay ferroviarios, y la mayoría con una generosa partida inversora, como los redactados bajo el epígrafe ‘Plan de Cercanías’ y que ya están anunciados para los núcleos de Asturias, Cantabria, Madrid y Valencia. De este último ya han llegado ecos a los principales despachos de Renfe Viajeros en Madrid, y los gestores del parque motor ya conocen que en su desarrollo está la supresión de tracción diésel tanto en el núcleo valenciano como en el murciano para los servicios de Cercanías. En estos momentos, en esas bases circulan 23 trenes diésel, 21 de la serie 592.0 y dos de la subserie 592.3, los cuales serán sustituidos por trenes nuevos, bien de tracción híbrida bien de tracción por gas natural licuado, según se especifique en el pliego de condiciones del contrato de compra que aún no se ha hecho público.

Dados los nuevos proyectos de los principales fabricantes, el planteamiento marcado desde el Ministerio de Fomento podrá llevarse a cabo y llegarán a las vías trenes cuya tracción no sea cien por cien diésel, pero los plazos para su puesta en servicio no serán inmediatos. Si el proceso se acelerara podrían ser entregados en el último trimestre de 2020, por lo que aún tiene que rodar muchos kilómetros por Valencia y Murcia los automotores de la familia 592, bien considerados en los talleres de mantenimiento por ser robustos como ningún otro material, incluso más que trenes de fabricación posterior. Por lo tanto, esta posición ministerial que confirman desde Renfe Viajeros añade más trenes a su ‘lista negra’, en la que ya estaba señalada la próxima retirada del servicio de las unidades 446, 470 y 596. Sin duda, la adquisición de material para Renfe Operadora decidida por Íñigo de la Serna en su mandato va a estar a la altura de la emprendida en su día por la inolvidable ministra Magdalena Álvarez, cuando entre 2008 y 2009 la Compañía pública recibió vehículos por valor de 6.000 millones de euros.

2 comentarios en “En Renfe Viajeros ya conocen la posición antidiésel del ministro Íñigo de la Serna

  1. Como aficionado al ferrocarril entiendo que las unidades 470, que son de la familia de las 440 y están ya muy rodadas, tengan ya muchas averías, pues aunque estén reformadas llevan ya 44 años de circulación. Se ha demostrado lo duras que han salido, al igual que el resto de material Mitsubishi, pero ya están más que amortizadas y puede que haga falta material nuevo para sustituirlas. Pero las 446 y 450/451 podían seguir funcionando al igual que los 596. Está visto que hay que comprar trenes de nuestro dinero público para que así nuestros gestores se lleven una buena pasta, al igual que los constructores sacarán buena tajada. Es una lástima que aquí se derroche mucho dinero en material ferroviario en vez de coger y mantener en marcha el material disponible, como hacen algunos países de Europa, pero aquí prima el dinero y no el sentido común general… para así tener la flota más moderna de Europa en trenes. Mientras tanto, como aficionado, diré que aprovechemos el tiempo que les quede a estos vehículos que tan buenos y duros han salido. ¡Saludos!

    1. Creo que lo que verdaderamente prima es que los políticos puedan seguir robando dinero de las arcas públicas, total, está demostrado que tienen total impunidad ante la ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.