Un presente acorde a su gran pasado: nueva vida para tres ALCo 2100

De manera sigilosa, se está dando forma a varios proyectos para poner en marcha nuevos trenes históricos y/o turísticos.

Locomotora diésel 2180 en el Museo de Madrid-Delicias.

Foto: JCC

Fuentes próximas al Departamento de Trenes Turísticos de Renfe Viajeros coinciden en señalar que, por diversos cauces ajenos a la propia Compañía, se van a rehabilitar tres locomotoras históricas de Renfe, todas ellas ALCo 2100, para darles uso traccionando trenes históricos y/o turísticos en diversos puntos de la red a medio plazo. Una pertenece al parque de material preservado por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, la 2180, la cual estaba apartada desde hace años por falta de presupuesto para su reparación, y las otras dos han estado últimamente circulando para Tecsa, la 2148 y la 2150, las cuales tenían su base en Pancorbo y sufrirán una profunda revisión en Cataluña. En la historia de Renfe tienen un apartado importante estas locomotoras ALCo 2100, que después recibieron el código UIC 321.

En la época en la que los gestores de la Compañía decidieron que debían cerrar el capítulo de la tracción a vapor, ordenaron confeccionar varios planes para ‘dieselizar’ el servicio de viajeros de cara, sobre todo, a la década de los años ’60 del pasado siglo. Aquellos aires de renovación concluyeron con la introducción en el parque motor de Renfe de varios modelos de locomotoras diésel, algunos de origen americano, como estas ALCo 2100. Ocho se construyeron en EE.UU. en el año 1965, y otras 72 unidades en España por varios constructores bajo licencia entre los años 1965 y 1971 (Caf, SECN y Euskalduna). En su larga hoja de servicios, su presencia se extiende prácticamente por todas las zonas, sobre todo en Galicia, Andalucía, Extremadura… Los tiempos de esplendor de la s/2100 fueron apagándose con la llegada de locomotoras más potentes, como la s/333, las nuevas electrificaciones y el cierre de líneas. De traccionar Rápidos y Expresos pasaron a Ómnibus y trenes de mercancías, de los que la s/2100 también fue relevada para rebajar sus locomotoras a trabajos de maniobras. En el ocaso de la serie, Renfe consideró este material excedente y vendió diversas unidades a las empresas que se interesaron por ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.