Optimismo sindical sobre los posibles servicios de Cercanías Medina-Palencia

El Ministerio de Fomento reconsidera su negativa a establecer un servicio de Renfe Cercanías en Castilla y León.

Unidad de la serie 465 de Renfe Cercanías.

Foto: Miguel Ángel Patier

Parecía una causa perdida, pero aún tienen esperanza en que se haga realidad los impulsores del proyecto, principalmente los sindicatos de Castilla y León que solicitan implantar un corredor de Renfe Cercanías entre Medina del Campo y Palencia. Ellos provocaron que la reuniones continuaran y ahora tienen la sensación de que el Ministerio de Fomento se está replanteando reservar una partida presupuestaria para acometer la inversión necesaria, una vez que han conocido el cálculo sindical de que este nuevo servicio podría contar con unos 400.000 potenciales viajeros. Dada esta circunstancia que tanto podría llegar a beneficiar la movilidad entre Medina y Palencia, en Castilla y León existe una unanimidad en la sociedad y en la clase política sobre la necesidad de su implantación, sobre todo en los 11 municipios afectados de manera directa (Medina del Campo, Pozaldez, Matapozuelos, Valdestillas, Viana de Cega, Valladolid, Santovenia de Pisuerga, Cabezón de Pisuerga, Dueñas, Venta de Baños y Palencia), y en las dos Diputaciones Provinciales, la de Palencia y Valladolid.

Quien mejor refleja ese halo de esperanza es Carlos Julio López Inclán, el Secretario Regional de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO-CyL, que alberga “un optimismo moderado, aunque no habrá nada definitivo hasta el próximo mes de abril”. Esa inversión que debe afrontar el Ministerio de Fomento se debe a una serie de obras que contiene el proyecto, que en resumen son la apertura de tres apeaderos, como el de Santovenia de Pisuerga; mejorar los accesos a las estaciones de Medina del Campo y Palencia; e, instalar una pasarela peatonal sobre el río Pisuerga en Cabezón de Pisuerga. “Tanto Renfe como Fomento, con sus políticas, han expulsado a los potenciales usuarios de este corredor en los últimos años”, acusa López Inclán, que también señala la importancia de respetar la alta frecuencia que figura en el proyecto, “un tren cada 30 minutos entre las seis de la mañana y las diez de la noche, ya que así se favorecería su uso hasta alcanzar la cifra de los 2,5 millones de viajeros en el corredor, y un índice de cobertura financiera del servicio superior al 60 por ciento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *