Nuevos coches clásicos del Metro madrileño en la exposición de Chamartín

A los tres trenes que ya relucían en Chamartín se ha añadido una composición más de primorosa rehabilitación.

Tercera composición de coches históricos de Metro de Madrid estacionada en Chamartín.

Foto: Mariano Álvaro

El público interesado en conocer cómo eran los trenes clásicos del Metro de Madrid tenía hasta ahora la posibilidad de contemplar en la estación de Chamartín los coches históricos matriculados como M-6/R-6M-9/R-9 y M-65/R-65. Con un respeto máximo hacia su patrimonio histórico, Metro de Madrid SA continúa ampliando esta exposición de unidades antiguas que organiza para conmemorar su centenario, contando ya con una representación del material denominado en el argot de la empresa ‘Quevedo’ y ‘Ventas’. En concreto, se han sumado en Chamartín las coches M-122/ R-103, es decir, un ‘Quevedo’ y un ‘Ventas’, respectivamente. La mezcla de distintos modelos en un mismo tren se debe a la peculiar situación del ‘compañero’ del M-122, el R-122, dado que se encuentra en un peculiar emplazamiento desde el año 1994.

Este R-122 también se encuentra preservado, pero en un pedestal dentro de la estación de Alto Arenal de la Línea 1. Antes de la inauguración de la ampliación de esa línea, a la que acudirían SSMM los Reyes de España, don Juan Carlos y doña Sofía, se trasladó este vehículo como elemento decorativo para dicha estación. El R-122 se transportó por carretera y mediante una grúa se situó en el pedestal, dado que la cubierta de la estación no estaba aún colocada. Para darle una mayor vistosidad se le añadió un pantógrafo a título ornamental, dado que no contaba con este elemento al tratarse de un coche remolque, y se le dotó de iluminación interior para realzar sus pulcros acabados. En la actualidad, este coche continúa preservado en buenas condiciones, aunque acumule una gruesa capa de polvo. De nuevo, la restauración ha sido meticulosa, y la unidad M-122/ R-103 ha quedado acondicionada para un hipotético futuro Museo del Metro de Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.