Nueva pieza restaurada en Móra la Nova: esta vez se trata de un vagón cisterna

El patrimonio histórico ferroviario no sólo se circunscribe al material motor, sino que también hay riqueza en el remolcado.

Vagón cisterna restaurado en Móra la Nova.

Foto: Gentileza APPFI

En el Museo del Ferrocarril de Móra la Nova concluyeron los trabajos de restauración sobre el vagón cisterna PRfhv52045 de Campsa, llevada a cabo por los voluntarios de la APPFI (Asociación para la Preservación del Patrimonio Ferroviario Industrial) y con el apoyo económico del Centro de Restauración de Bienes Muebles de Catalunya, perteneciente al Departamento de Cultura de la Generalitat. Esta pieza fue donada a la APPFI por la Compañía Logística de Hidrocarburos, y formó parte de un proyecto desarrollado por Campsa en el año 1957 para construir 500 vagones cisterna con una capacidad media de 12.500 litros, con lo que se pretendía conseguir una mejora notable en la distribución de combustible. Estos vagones estaban equipados con freno de vacío con regulador de timonería SAB, lo que permitía la formación de trenes puros. Durante el transcurso de la restauración y gracias a la investigación llevada a cabo, se ha descubierto que la cisterna no es la original, sino que responde a una transformación posterior, siendo su capacidad de 22.500 litros.

Si la cisterna original estaba pintada de color plata, la versión modificada estuvo decorada de color gris, por lo que este ha sido el elegido en esta restauración. En los trabajos se ha aprovechado para completar varias operaciones sobre la unidad PRfhv52045, como colocar la tubería de intercomunicación de freno de aire comprimido o reparar el sistema de descarga y precalentamiento del fueloil (la cisterna era de transporte de ese combustible), además de las revisiones propias de una gran reparación de tipo ‘R’, de tal manera que el vagón sea apto para circular en la red de Adif. A día de hoy, es la única cisterna de este tipo que se conserva, y por ello, dado su interés patrimonial, la APPFI decidió restaurarla. Por cierto, el Museo del Ferrocarril de Móra la Nova cerró el año 2017 con un récord de visitas, ya que un total de 2.434 personas se acercaron a sus instalaciones, un motivo de felicidad para sus gestores y los voluntarios de la APPFI, que continúan rehabilitando el material que formará parte de la exposición y de un tren histórico-turístico que está previsto implantar en el año 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.