Noviembre ha resultado un ‘mes negro’ en la madrileña línea C-3 de Cercanías

En las redes sociales se han multiplicado las quejas de viajeros por los retrasos sucedidos en esta línea madrileña.

Unidad de la serie 465 de Renfe Cercanías.

Foto: Miguel Ángel Patier

La C-3 recorre muchos kilómetros dentro de la Comunidad de Madrid, más de 100, desde El Escorial hasta Aranjuez, siendo el tramo sur el que más críticas de los viajeros ha procurado a Renfe Cercanías por las diversas incidencias que se han dado en las últimas semanas, las que han provocado retrasos de mayor y menor cuantía. Para miles de viajeros de Ciempozuelos, Getafe, Pinto… el ferroviario es un servicio primordial, y por ello su irregular funcionamiento genera preocupación y reacciones a nivel político, en los Ayuntamientos afectados. Por ejemplo, en Valdemoro, su alcalde, Serafín Faraldos Moreno, dirige su mirada hacia el Ministerio de Fomento, organismo al que varios regidores afectados por estas incidencias en la C-3 han enviado una petición de entrevista con Íñigo de la Serna.

En líneas generales, en los Ayuntamientos afectados hay una creencia, por las quejas que les transmiten sus vecinos, y esa es que se ha perdido la puntualidad en este servicio porque las vías están saturadas con otros trenes. Además de esta situación, también denuncian las aglomeraciones en las horas punta, las que aseguran que Renfe Cercanías podría eliminar aumentando la frecuencia del paso de los trenes. Circunstancias como las descritas son las que provocan que los alcaldes sientan que sus conciudadanos están siendo maltratados, y de ahí surge la entrevista que desean mantener con De la Serna, para que este se comprometa a elevar la calidad en esta C-3. Estas reivindicaciones las quieren liderar desde la Asamblea de Madrid el PSOE y Podemos. En cuanto a los primeros, Rafael Simancas Simancas, que es el Secretario General del Grupo socialista en el Congreso de los Diputados, prepara para la Comisión de Fomento del Congreso dos mociones para mejorar el servicio de la C-3, con el desdoblamiento de las vías entre San Cristóbal de los Ángeles y Aranjuez como principal solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *