Miranda de Ebro, punto final para varios ‘Electrotrenes’ 432

Tienen mucha historia en Renfe, y pese a estos desguaces, al menos uno será contemplado por las futuras generaciones.

Desguace de unidades de la serie 432 en Miranda de Ebro.

Foto: Manuel Mena

Fue el pasado verano cuando desde el Grupo Renfe se licitó el desguace de varias unidades de la mítica serie 432, trenes amortizados por la Compañía estatal porque en algunos casos se mantuvieron en las vías desde 1971 hasta el año 2010. Ha sido en Miranda de Ebro, antaño nudo ferroviario de gran importancia y donde completaron un buen número de ellos sus últimos servicios comerciales, el punto en el que en estos días han desaparecido varias composiciones de ‘Electrotrenes’, como las correspondientes a los coches motores -009, -014 y -016. El achatarramiento de este material lo ha llevado a cabo una empresa del País Vasco especializada en la materia, y lo ha efectuado de una manera rápida sobre las vías del denominado Taller de Material Remolcado. Aunque no se puede hablar de una catástrofe para el patrimonio ferroviario porque al menos hay un ejemplar preservado de esta serie, sí se puede señalar un caso que es una pérdida históricamente importante para la propia Miranda, ya que la composición del coche 9-432-016 fue la última que circuló por el centro de la ciudad, el día 31 de enero de 1987, antes de inaugurarse el by-pass.

La denominación comercial de ‘Electrotren’ surge en Renfe en los primeros años ’70 del pasado siglo, cuando son recepcionadas por la Compañía las primeras unidades entregadas por sus fabricantes, Caf, Macosa, Cenemesa y MMC, con equipos eléctricos de Mitsubishi y WESA, y matriculadas como WMD+WRc 511 a 530. El encargo de esta serie se produjo tras constatarse el éxito comercial cosechado por los automotores TER, por lo que los ingenieros de Renfe aprobaron el encargo a la industria nacional de una versión específica para las líneas electrificadas, tanto a 1.500 V como a  3.000 V. El modelo M+Rc (124 plazas) fue el establecido en un principio en el pliego de condiciones, y después las formaciones, que comenzaron a circular en el mes de mayo de 1971 decoradas con un vistoso color rojo, se completaron con el encargo de coches Ri (remolques intermedios) que fueron integrados a partir de 1976 (212 plazas). Brillaron en relaciones de largo recorrido, como entre Madrid y Gijón, Santander, Bilbao, Hendaya…; entre Gijón y Hendaya; o, entre Barcelona y Bilbao, Gijón, Vigo, Valencia… La degradación de los ‘Electrotrenes’, o serie 432, a la realización de servicios regionales se produjo desde 1987, cuando renovados para estas relaciones alargaron su hoja de servicios durante más de dos décadas, recorriendo la media docena de composiciones supervivientes sus últimos kilómetros en el mes de mayo de 2010 con base en Miranda de Ebro.

Un comentario en “Miranda de Ebro, punto final para varios ‘Electrotrenes’ 432

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.