Un experto duda del mantenimiento que reciben los trenes extremeños

Ángel Caballero Muñoz, que fue Director General de Transportes de la Junta de Extremadura, opina para Ferroguía.

Automotor s/598 cubriendo un servicio entre Madrid, Talavera de la Reina y Extremadura.

Foto: JCC

Las últimas incidencias en los servicios de Renfe Media Distancia que cubren las relaciones entre Madrid y Extremadura, como las averías que un par de automotores diésel han sufrido en las proximidades de Illescas y de Torrijos, son objeto de un intenso debate entre la clase política y los medios de información de la Comunidad extremeña, donde se expresa de manera habitual Ángel Caballero Muñoz, que tiempo atrás fue el Director General de Transportes de la Junta de Extremadura. Para este experto, “la clave es que los trenes que circulan por Extremadura no tienen el mantenimiento necesario en Madrid. Y a las pruebas me remito”, asegura Caballero Muñoz, que puntualiza que “estos trenes de ahora en Extremadura no son como los de antes, que en caso de pequeñas averías dejaban espacio a una posible reparación gracias a la habilidad de los maquinistas. En estos priman los componentes electrónicos, y ahí no hay lugar para que actúe la experiencia de los ferroviarios. Son automotores de las series 598 y 599 con nuevas tecnologías, lo que también implica que no son tan robustos como las anteriores series, en las que, por ejemplo, sus componentes soportaban mejor las altas temperaturas”.

La fiabilidad de estos trenes diésel la pone en duda Caballero Muñoz cuando “se da esta sucesión de averías, muy probablemente por falta del adecuado mantenimiento. De hecho, me atrevo a más, a decir que, de seguir con este mantenimiento defectuoso, estas series 598 y 599, que podrían tener un ciclo de vida útil de 25 años, no van a llegar ni a 20 años en servicio“, afirmación que explica el ex Director General de Transportes, y actual presidente de la Asociación Extremeña de Amigos del Ferrocarril, indicando que “son malos trenes y, además, hay una evidente falta de buen mantenimiento en el taller madrileño que se encarga de ellos. En la historia de Renfe hay muchos ejemplos de trenes que no respondieron lo que se espera de ellos porque se abandonó la constancia en su mantenimiento… y no aprendemos de los errores del pasado”, concluye Caballero Muñoz desde Mérida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *