Los libros, protagonistas en Madrid-Delicias de la Jornada de Puertas Abiertas

La doble jornada conmemorativa del pasado fin de semana estrechó los lazos entre la cultura y el ferrocarril.

Libros presentados en el Museo de Madrid-Delicias.

Foto: Archivo FG

Las sedes museísticas que gestiona la Fundación de los Ferrocarriles Españoles (FFE), ente público dirigido por César Felipe López Sánchez, han celebrado el pasado fin de semana el 170 aniversario de la primera línea española inaugurada en la península, puesta en marcha el día 28 de octubre de 1848 entre Barcelona y Mataró. Esta conmemoración anual, que ya se ha convertido en una cita tradicional, ha contado con un doble escenario, en Madrid-Delicias y en Vilanova i la Geltrú, donde se han desarrollado numerosas actividades en las denominadas Jornadas de Puertas Abiertas, por lo que el acceso a ambos espacios era gratuito. El mayor éxito entre los acontecimientos previstos en el recinto barcelonés fue el encendido de la caldera de la locomotora ‘Mataró’, réplica de la que traccionó aquel primer tren del citado 1848. Además, para ambientar el momento se realizó una recreación de la época con viajeros vestidos con trajes del siglo XIX, lo que fue posible gracias a Pedro Arenas, un coleccionista y figurinista local.

En Madrid, con una gran acogida por parte del público una vez más, quedó demostrado que la literatura ferroviaria está al alza, editándose cada año un mayor número de volúmenes. Al atractivo de contemplar las locomotoras desplazadas de manera especial a Delicias, sobre todo en el caso de la recién pintada con una nueva decoración 333-107, de cuya custodia se encarga la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Madrid, se añadió un punto de atracción más allá de las vías, en la sala donde se exaltó la cultura ferroviaria con la presentación de varios libros. De manera sucesiva, se expusieron los contenidos de cuatro interesantes volúmenes que han sido publicados en fechas recientes, que son los casos del muy entretenido  ‘Maquinista por vocación’ escrito por Manuel Sánchez Solano; y también de ‘Cuando las locomotoras bebían’, obra de Jesús Hallado en la que se resalta la importancia para la antigua explotación ferroviaria de elementos como las aguadas;  ‘Juegos de vida y muerte. El tesoro del Lusitania Exprés’, de Gregorio Torres Triviño; y del último trabajo de un conocido autor dentro de los ambientes ferroviarios, el veterano Gonzalo Garcival, un genio del género descriptivo que vuelve a las librerías con ‘Eso no estaba en mi libro de historia del ferrocarril’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.