El Museo de Madrid-Delicias, rebosante de público un mes más

El pasado fin de semana, con motivo de la edición de enero del Mercado de Motores, la histórica estación de…

Mercado de Motores en Delicias celebrado en enero de 2017.

Foto: Manuel Mena

El pasado fin de semana, con motivo de la edición de enero del Mercado de Motores, la histórica estación de Madrid-Delicias ha contado en sus andenes con una asistencia masiva de público, que lejos de apreciar la espectacular colección de vehículos allí congregada bajo la gestión de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, se agolpaba ante los distintos puestos que ofrecían los más diversos productos, aunque con tendencia mayoritaria a ofrecer piezas ‘vintage’ de los años ’80 del pasado siglo.

La formación del Talgo II pasaba desapercibida para miles de ojos ante la artesanía y la bisutería de discutible belleza que ofrecían los comerciantes junto a él, lo mismo que le ocurría a otras piezas, desde la ALCo 1615 hasta el flamante TER 9710, ese que se reparó con dinero público para realizar servicios turísticos y es un simple decorado inerte. En estas jornadas priman otros asuntos alejados de la temática ferroviaria, como llevar para casa algún rollo de papel higiénico Elefante, una lámpara de la serie ‘Cuéntame’ o una docena de deliciosas galletas artesanales.

La siguiente edición del Mercado de Motores se celebrará los días 11 y 12 de febrero, y el éxito de público ya está asegurado no sólo por ser gratuita la entrada y por la labor de marketing de sus organizadores, sino por el ambiente que hábilmente se crea en la vieja estación, con actuaciones musicales en directo y una zona, la de restauración fuera de la marquesina, en la que se permite comer y beber a los visitantes en una amplia terraza junto a varios vehículos que forman parte del patrimonio ferroviario del país, un hecho fuera de lo común en cualquier otro museo de Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.