Llegan a la Fiscalía General del Estado los trenes turísticos operados por ALSA Rail

El sindicato SF-Intersindical ha denunciado extraños vínculos entre organismos del Ministerio de Fomento y Alsa-Rail.

Locomotoras ALCo 2100 de Alsa en el Museo de Madrid-Delicias.

Foto: JCC

Algunos altos directivos del Grupo Renfe se tomaron al pie de la letra los postulados de Ana Pastor Julián, la que fue ministra de Fomento entre los años 2011 y 2016. Pastor Julián pedía profundizar en los ámbitos de colaboración entre los sectores públicos y privados, lo que abrió la puerta para iniciar el desarrollo de proyectos privados desde importantes despachos del Grupo Renfe, en ayuda de empresas interesadas en dar sus primeros pasos como operadores ferroviarios y posicionarse ante futuros escenarios de apertura del mercado. El campo que primero se abrió a la competencia fue el de los trenes turísticos, origen de la actual polémica surgida tras una denuncia del Sindicato Ferroviario de la Confederación Intersindical (SF-Intersindical) en la Fiscalía General del Estado, en el Departamento Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada. En su escrito dicen detectar hechos que podrían ser constitutivos de delito en las relaciones entre varios entes públicos del Ministerio de Fomento, como el Grupo RenfeAdif y la Fundación de los Ferrocarriles Españoles (FFE), y algunos privados como ALSA Rail, Auxiliar de Patrimonio Ferroviario y la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Madrid (AAF).

La colaboración entre todos los actores citados es estrecha, y establecida según convenios entre ellos que permiten a las sociedades privadas la utilización de bienes muebles e inmuebles públicos, como en este último caso es el disfrute de espacio en instalaciones ferroviarias como las bases de Madrid-Atocha Cercanías-SurMadrid-Fuencarral, y en el Museo del Ferrocarril de Madrid-Delicias. La mezcolanza de lo público y lo privado es tal que SF-Intersindical califica la situación de “esperpéntica”, y ha dado el paso de poner “unos hechos que nos parecen vergonzosos en conocimiento de la Fiscalía General del Estado”. Estos sindicalistas consideran “necesario investigar qué está sucediendo y que la Fiscalía actúe como mejor proceda para esclarecer los hechos denunciados y determinar si se está produciendo algún hecho delictivo que deba ser trasladado al ámbito judicial correspondiente”. SF-Intersindical concluye su escrito a la Fiscalía solicitando “un fiscal especial para dirigir la investigación hasta su conclusión”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.