Lanzan la idea de proteger el impresionante ‘Puente de Hierro’ del año 1883

Suma 135 años en Mérida, sobre el río Guadiana, y creen urgente iniciar los trámites para lograr su protección.

Puente sobre el río Guadiana en Mérida.

Foto: JCC

La línea Mérida-Sevilla cuenta, a pocos metros de la estación emeritense, con un puente que es conocido como el ‘Puente de Hierro’, un monumento para el patrimonio ferroviario por su diseño, sus características y sus 135 años de actividad. El valor de esta pieza lo reivindica ahora la Asociación Extremeña de Amigos del Ferrocarril (AEAF), con su dinámico presidente, Ángel Caballero Muñoz, a la cabeza. Y ese requerimiento lo han iniciado ante el Ayuntamiento de Mérida, institución que está dirigida por el socialista Antonio Rodríguez Osuna, que es quien ha recibido una carta de la AEAF solicitándole que disponga lo necesario para que se inicien los trámites del expediente que conduzca a declarar al mencionado puente como ‘Bien de Interés Cultural’ en el apartado ’Monumento’.

El puente fue concluido en 1883, tras varios años de obras siguiendo el proyecto original del ingeniero inglés William Finch Festhertone. La AEAF argumenta varios motivos para que el Ayuntamiento comience de inmediato la mencionada tramitación, como “la singularidad de la obra de fábrica, compuesta de 10 pilas y 2 estribos, y de 11 tramos metálicos de 55 metros de longitud, de centro a centro de las pilas, lo que le sitúa, junto al antiguo puente sobre el mismo río Guadiana en el término de La Zarza, como uno de los puentes ferroviarios de tramos metálicos de mayor longitud en España. Por desgracia, el puente metálico de La Zarza fue sustituido por otro de mampostería y enajenado para su desguace”, explica la Asociación en un comunicado. Pese a que ha recibido actuaciones de mantenimiento periódicas durante estos años, la AEAF apunta a Rodríguez Osuna que “sería interesante dirigirse a Adif solicitándole que procediese a pintar el puente, para acabar con la sensación de dejadez que ofrece en estos momentos, con independencia del daño que la falta de pintura le está produciendo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.