De la Serna no es pionero en anunciar el ocaso de los trenes diésel en Renfe

El actual es el segundo ministro de Fomento que presenta un proyecto para sustituir los trenes diésel del parque de Renfe.

Trenes automotores diésel de las series 598 y 599.

Foto: JCC

El Gas Natural Licuado (GNL) va a entrar en la escena ferroviaria española dentro de pocas semanas, ya que Íñigo de la Serna ha comunicado que Renfe Viajeros está ultimando el ciclo de pruebas al que debe someterse un automotor prototipo. Se trata de un tren de ancho métrico, un vehículo de la serie 2600 (UIC 526) con dos coches motores, uno en el que permanecerá instalado el equipo de tracción diésel y otro que contará con un motor propulsado por GNL y con los elementos auxiliares necesarios para su funcionamiento, como los depósitos en los que almancenar ese GNL. Esta iniciativa corresponde a la ‘Estrategia de impulso del Vehículo con Energías Alternativas (VEA) en España 2014-2020’, por la que el ministro de Fomento aseguró que “ya no se contempla la compra de trenes diésel. Estamos más por el gas natural licuado, el hidrógeno y las baterías”. Tan reformista planteamiento no es del todo nuevo en su Departamento, ya que el día 1 de abril de 2011, José Blanco López ya avisó de la eliminación de la tracción diésel en Renfe dentro del ‘Plan de ahorro, eficiencia energética y reducción de emisiones en el transporte y la vivienda’. El político gallego informó entonces, hace más de seis años, “de la sustitución de la tracción diésel por la eléctrica”.

Volviendo al anuncio de De la Serna, este ha sido acogido con una mezcla de incredulidad, asombro y recelo en varios despachos de la propia Compañía ferroviaria, donde se conocen realmente las necesidades y servidumbres del parque actual a corto plazo. Tampoco habrá gustado el mensaje del ministro en otros ámbitos, como entre los principales fabricantes de trenes diésel. En este campo, la casa más perjudicada resultará ser CAF, dado que la empresa vasca puede considerarse que ha sido el ‘proveedor oficial’ de Renfe durante las últimas décadas. Gracias a sus repetidos éxitos en los concursos, de su factoría han salido consecutivamente las series 593, 594, 594.1, 598 y 599, esta última encargada en el año 2006 y que ahora mismo representa el modelo de trenes diésel más modernos en el parque de Renfe Viajeros. La presencia de CAF está asegurada en cualquier concurso que Renfe Operadora abra para adquirir material, pero ahora las intenciones de De la Serna pueden cortar su triunfal racha fabricando trenes diésel para la Compañía. En cualquier caso, también cabe la posibilidad de que este automotor de GNL no cumpla las expectativas previstas y no pase más allá de ser un prototipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *