La interminable obra de la variante de Camarillas, a un año de concluirse

La variante de Camarillas es un tema viejo, del siglo pasado, una infraestructura que acortará la línea Chinchilla-Murcia.

El ministro De la Serna en la variante de Camarillas.

Foto: Adif

Con un buen mapa de la red convencional de Adif en la mano, se observa con claridad el rodeo con el que se diseñó en origen la línea para dar servicio a algunas localidades, como Calasparra, por lo que hace ya muchos años se comenzó a plantear la realización de una variante, la de Camarillas, entre Castilla La Mancha (Albacete) y la Región de Murcia, para restar kilómetros al trazado ferroviario entre Chinchilla y Murcia. Aproximadamente, permitirá acortarlo en 18 kilómetros. Han pasado Gobiernos, ministros de Fomento, directores de ferrocarriles, presidentes de Renfe, los más modernos de Adif… y las obras continuaban ahí, unas veces con tajo y otras detenidas, pero siempre sin finalizar. Ahora, como allí hay actividad, se ha acercado a examinar el estado de la variante Íñigo de la Serna, que ha comprobado que los trabajos ejecutados por Adif se centran en el montaje de la vía, en la adaptación de las estaciones de Cieza y Agramón a trenes de 750 metros de longitud, y en la supresión de ocho pasos a nivel. La variante mantendrá una capacidad de carga para los trenes de mercancías de hasta 22,5 toneladas por eje.

En estos momentos se encuentra en licitación el montaje de las instalaciones de seguridad, la señalización y los sistemas de comunicaciones, pero el ministro de Fomento ha anunciado que la variante estará concluida antes del verano del año próximo. Su trazado tiene una longitud de 26,3 kilómetros, incluye un túnel de 2,5 kilómetros, dos falsos túneles de 250 metros cada uno, tres viaductos que en total suman 329 metros, ocho pasos superiores y tres inferiores. Las actuaciones en la variante de Camarillas se enmarcan en el convenio firmado en el año 2015 por el Ministerio de Fomento, la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y la Autoridad Portuaria de Cartagena, con una inversión de 43,5 millones de euros (IVA incluido). Esta cantidad será asumida por la Autoridad Portuaria con cargo al Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre Portuaria, cuyo objetivo es la construcción de infraestructuras de acceso a los puertos de interés general y la mejora de las redes generales de transporte.

Un comentario en “La interminable obra de la variante de Camarillas, a un año de concluirse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *