La estadística de viajeros apoya la gestión de FGC en su línea ilerdense

La mejora cualitativa y cuantitativa de la oferta en la línea Lleida-La Pobla de Segur se tradujo en un aumento de viajeros.

Automotor diésel s/331 de FGC en La Pobla de Segur.

Foto: Manuel Mena

Una vez conocida la cifra de viajeros durante el año 2016 en la línea de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) que une Lleida Pirineus con La Pobla de Segur, se concluye que el acierto corona la gestión de la empresa ferroviaria en este tramo de ancho ibérico sin electrificar. El aumento del número de esos viajeros ha sido muy considerable tras la implantación de los nuevos trenes y el aumento en la frecuencia de los servicios, situaciones que se dieron desde el día 25 de julio de 2016. A lo largo del citado 2016 la línea registró 111.116 viajeros, lo que supone un 84 por ciento más que en 2015, cuando la cifra se situó en los 60.205 viajeros.

En el último semestre de 2016, con la remodelación integral del servicio, ya se desplazaron por la línea más viajeros que en todo el año 2015, ya que FGC contabilizó 75.545 a partir del 25 de julio último. Las claves en este incremento de viajeros se encuentran en el mayor número de servicios que oferta FGC en su cuaderno comercial, en la reducción de los tiempos de viaje y en las virtudes que poseen los dos nuevos trenes adquiridos a la firma Stadler. Estas composiciones, serie 331, son más confortables y cómodas para los viajeros que el material al que sustituyeron en esta línea, los automotores 592.2 de Renfe Operadora. Adquiridos por 9,4 millones de euros, son dos unidades diésel-eléctricas de diseño modular, muy típicas en el caso de este fabricante suizo, con un módulo motor central que alberga dos equipos Deutz, del tipo diésel Euro IIIB de 600 CV cada uno. Estos trenes 331 cuentan con 104 plazas sentadas.

Un comentario en “La estadística de viajeros apoya la gestión de FGC en su línea ilerdense

  1. Por supuesto que el número de viajeros tenía que aumentar, ya que han quitado los autobuses explotados por FCG y que complementaban las escasas circulaciones por ferrocarril que mantenía FGC con los automotores alquilados a renfe.

    Sería interesante que se realizara un análisis de costes-beneficios (ACB), para conocer cual es el déficit anual de esa línea.

    Déficit que por supuesto se pagará con el FLA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.