Exigen al Gobierno en funciones que evite una pérdida de servicios en la Campiña sevillana

Lanzan una alerta ferroviaria desde el PP y CCOO por el posible recorte de algunos servicios ferroviarios.

Automotores diésel estacionados en Sevilla-Santa Justa.

Foto: Manuel Mena

Pedro Sánchez Pérez-Castejón se le acumulan las tareas pese a estar en funciones, y en un tema en concreto le llega una petición de solución desde agentes antagónicos, como son el PP y CCOO. Además de otros colectivos sociales, políticos y sindicales que también han expresado su preocupación por el posible recorte de algunos servicios ferroviarios en la comarca sevillana de la Campiña, ahora, el partido de Pablo Casado Blanco y el sindicato de Unai Sordo Calvo coinciden en sus posturas, al reclamar en Sevilla medidas para un oscuro panorama que adivinan en el horizonte. Ambos, PP y CCOO, tienen información que indica una futura disminución del número de trenes que realizarán parada en estaciones como Osuna, Marchena o Pedrera, algo que llevaría a cabo Renfe Viajeros debido a los nuevos servicios Avant que ha anunciado que situará en su cuaderno comercial para aprovechar la infraestructura de Alta Velocidad abierta entre Antequera y Granada.

Desde la sección ferroviaria CCOO en la provincia sevillana requieren al Gobierno en funciones que “la puesta en marcha de la conexión por Alta Velocidad Sevilla-Antequera-Granada no se traduzca en una merma del servicio público que se presta a la ciudadanía”, en referencia a los servicios de Renfe Media Distancia entre Sevilla y Antequera. En este sindicato sospechan que “se suprimirán trenes de la red convencional de la línea Sevilla-Granada-Almería, los que prestan servicio a los municipios de Dos Hermanas, Marchena, Arahal, Osuna y Pedrera, estaciones por las que solo circularían los trenes Sevilla-Málaga. Se reestructurarán los servicios en detrimento de los trenes de vía convencional, por lo que el derecho a la movilidad de las personas que viven en los pueblos afectados se verá mermado”. Para CCOO una solución estaría en “la puesta en marcha de un servicio de Cercanías entre Sevilla y Pedrera”.

Por su parte, desde el PP, Sol Cruz Guzmán, la diputada nacional por Sevilla, afirma que “la reorganización podría esconder la posible eliminación de frecuencias y paradas de tren en los municipios de Marchena, Pedrera y Osuna, y un aumento del coste del billete al sustituir este servicio de Media Distancia por un tren Avant, que podría llegar a costar el doble de lo que se paga actualmente”. Por ello, Cruz Guzmán ha anunciado una pregunta en el Congreso de los Diputados para que el Gobierno en funciones de Sánchez Pérez-Castejón “esclarezca si es cierta la posible la disminución de las frecuencias y/o paradas de los trenes de Media Distancia en la provincia de Sevilla y, si es así, si el Gobierno ha preparado un plan de bonificaciones para compensar a los usuarios de estos trenes la diferencia de precio entre ambas tipologías de líneas ferroviarias”. Para la diputada del PP, “nosotros consideramos imprescindible que se siga utilizando el servicio de tren para integrar y comunicar a, sobre todo, las zonas más aisladas. Por ello vamos a defender que se mantenga y se mejore este servicio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.