«El ‘Espacio Delicias’ responde solo a intereses especulativos de Adif»

Varios colectivos han conseguido que el Ayuntamiento ponga freno provisional al denominado ‘Espacio Delicias’.

Vista de las vías exteriores del Museo de Madrid-Delicias.

Foto: JCC

Esta vez la polémica no está dentro del Museo del Ferrocarril de Madrid-Delicias, como cuando una empresa privada (ALSA Rail) utilizaba su zona exterior como taller y para el estacionamiento de sus locomotoras Alco 2100, sino que está unos metros más allá, en los amplios terrenos ferroviarios que Renfe dejó de utilizar en los años 70 del pasado siglo. La Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) ha apoyado en público a los colectivos contrarios a la apertura del ‘Espacio Delicias’, los cuales, además, van aumentando en número: Asociación de Vecinos Nuevo Legazpi, Asociación de Vecinos Nudo Sur, Asociación de Vecinos Pasillo Verde-Imperial, la ‘Plataforma Vecinos Delicias’, Ecologistas en Acción-Madrid

Todos aseguran que “se infringe el uso previsto en la calificación del suelo: es falso que en el espacio se vaya a alojar una actividad cultural. Se trata de ocio y negocio. Responde solo a intereses especulativos de Adif”. Y, de momento, el Ayuntamiento de Madrid ha frenado el ‘Espacio Delicias’ por las deficiencias que ha encontrado en su documentación y en la tramitación de algunas licencias. Los colectivos mencionados, que se concentrarán en la zona el próximo domingo a las 12 horas, solicitan la instalación de equipamientos públicos de uso educativo y deportivo en las parcelas ferroviarias anexas al Museo del Ferrocarril. Para ellos, el ‘Espacio Delicias’ deja en evidencia que “Adif, retorciendo la normativa, decidió unilateralmente especular con esta zona, arrendando el espacio a esas empresas para que levanten un enorme complejo de ocio”.

En el comunicado emitido a través de la FRAVM, las críticas se suceden para Adif, que “ha estado reteniendo los terrenos durante 30 años indebidamente, manteniéndolos primero en situación de abandono, en lugar de cederlos al Ayuntamiento, y ahora cediéndolos en alquiler a las empresas promotoras del proyecto de ocio, que han presentado ante el Ayuntamiento la solicitud de licencias de actividad, y estas aún no han sido concedidas por las numerosas deficiencias del proyecto. Pero al margen de estas deficiencias que deberán ser subsanadas, no consideramos en absoluto válido este tipo de complejo en estas parcelas”. Y concluyen lamentando que se convierta “en papel mojado el protocolo que Adif firmó con el Ayuntamiento en octubre de 2018”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.