“A día de hoy, en muchos recorridos y relaciones, tenemos falta de material”

En las últimas horas, en Castellón han sido muy comentadas unas recientes declaraciones de Juan Alfaro Grande.

Juan Alfaro Grande, desde diciembre de 2016 presidente de Renfe Operadora.

Foto: Miguel Ángel Patier

Ayer, en el tren inaugural y en la estación de Castellón, un tema anexo al estreno oficial de la nueva infraestructura de Alta Velocidad animaba las conversaciones de algunos invitados. Ese asunto era comentar, analizar y criticar las últimas manifestaciones de Juan Alfaro Grande, el presidente de Renfe Operadora. Varios ejecutivos de empresas privadas, todas ellas fabricantes multinacionales, esperan ansiosos conocer los pliegos de condiciones de los concursos que hará públicos la Compañía próximamente para renovar parte de su material motor. Los rumores que ‘circulaban’ en Castellón es que el plan de adquisiciones de Renfe Operadora, el cual contará con una inversión de 1.500 millones de euros aprobada por el Ministerio de Fomento, se conocerá antes de la última semana de marzo. En él figurarán lotes de compra ya esperados, como los específicos para composiciones de Cercanías, para trenes de Media Distancia, y uno más para locomotoras de mercancías.

Antes de viajar a Castellón, esos directivos ya contaban con un esbozo del material que van a tener que ofertar por las propias palabras de Alfaro Grande, que, además, se permitió otros comentarios muy llamativos, como cuando confesó que “a día de hoy, en muchos recorridos y en muchas relaciones, tenemos falta de material”. Esta afirmación, a priori, es bastante sorprendente cuando el parque de Renfe Viajeros está compuesto por, aproximadamente, 600 trenes de Cercanías, 300 de Media Distancia, 200 de Alta Velocidad, 100 de Ancho Métrico, etcétera. De igual manera, no menos impactante ha sido escuchar al presidente de la Compañía pública manifestar, en referencia al parque actual de trenes bajo su dirección, que “hay algunos con obsolescencia”. Por lo tanto, introducidos en términos de obsolescencia, la sorpresa en este plan de compras podría estar en solicitar un lote de unidades eléctricas para la madrileña línea de ancho métrico que une Cercedilla con Cotos, servida ahora por algún tren construido en el año 1976.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.