En Cuenca defienden la línea que les une con Aranjuez y Valencia

No es la primera vez en la que varios grupos unen sus fuerzas para intentar proteger esta añeja y valiosa infraestructura.

Automotor diésel de la serie 592.2 estacionado en Valencia-Término.

Foto: JCC

La línea de ancho ibérico que Adif mantiene entre Aranjuez, Cuenca y Valencia, de vía única y sin electrificar, lleva varios años en presunto peligro de clausura, sino en su totalidad, sí en algún tramo. Las circunstancias por las que se llegaría a ese peligroso punto, que sería de no retorno, son varias, y se fundamentan en los planteamientos de algunos gestores del ente público dependiente del Ministerio de Fomento, mandos que encuentran reticencias a la hora de aprobar partidas presupuestarias para mejorar su mantenimiento. Y eso ocurre, básicamente, porque una magnífica línea de Alta Velocidad ya asegura la movilidad entre Madrid, Cuenca y Valencia, y porque las estadísticas que manejan reflejan el modesto número de viajeros que mueven los automotores diésel por la línea, por ejemplo, entre Cuenca y Utiel.

Para reivindicar el valor social de la línea por encima de sus resultados económicos, hoy jueves se ha convocado en Cuenca un acto en defensa de esta infraestructura. Es una jornada que los organizadores han denominado ‘Por el mantenimiento del tren convencional entre Valencia, Cuenca y Madrid’, y se desarrollará a las seis de la tarde en la estación clásica de Cuenca. Esta concentración está promovida por la Plataforma en defensa del ferrocarril público y social de CuencaEcologistas en Acción y el Sector Federal Ferroviario de CGT, que pretenden hacer visible su protesta por la falta de inversiones programadas y ejecutadas por Adif en la línea. Esta coyuntura provoca distintas incidencias, como una baja velocidad media en los escasos servicios que Renfe Media Distancia tiene grafiados en ella. Entre otros apoyos, los organizadores han recibido el de más de una docena de alcaldes de localidades valencianas, como el de Aldaia y el de Xirivella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.