Critican la “apuesta sin miramientos” del Ministerio de Fomento por la Alta Velocidad

Acusan al Ministerio de Fomento de despreciar el ferrocarril convencional y potenciar “un ferrocarril elitista”.

Tren de Alta Velocidad de la serie 103 en las proximidades de Madrid.

Foto: Álvaro Benito

El sindicato CGT-Aragón ha emitido un comunicado en el que tras aclarar cuáles son en estos momentos las responsabilidades de AdifRenfe Viajeros en las estaciones (“Renfe Viajeros es responsable de la venta de billetes, información sobre trenes y de la gestión de reclamaciones sobre el transporte; Adif es responsable de las estaciones y se hace cargo de la megafonía, teleindicadores y de gestionar todo lo que ocurre en los recintos de la estación no relacionados con el transporte”), critica con dureza las decisiones de los gestores de ambas Compañías porque “la falta de personal en las estaciones de la demarcación está perjudicando la prestación de este servicio público esencial”. Desde esta formación sindical también puntualizan que “para poder ofrecer un servicio de calidad en las estaciones de la zona, sería necesario dotar de personal estaciones como Caspe, Alagón, Gallur, Utebo, Casetas, Miraflores y El Portillo entre otras, retornar Zaragoza-Goya a la gestión pública y aumentar plantilla en Zaragoza-Delicias, a la que en breve se pretende dejar sin venta anticipada los fines de semana por falta de personal”.

En otro párrafo de la nota emitida, CGT-Aragón denuncia que “el Ministerio de Fomento demuestra su absoluto desprecio por el mantenimiento de un servicio público de calidad en el ferrocarril convencional y su apuesta sin miramientos por las líneas de alta velocidad, potenciando un ferrocarril elitista que solo comunica las grandes urbes y que presta servicio a una minoría de la sociedad”, y acusan a este Ministerio de, a través de Renfe Op. y Adif, “favorecer de forma descarada a las empresas privadas”. Para este sindicato, se mantiene una “política reiterada durante años, basada en expedientes continuados de regulación de empleo, y responde a una estrategia de privatización constante del servicio, dedicando cientos de miles de euros a las licitaciones para engordar las cuentas de resultados de las empresas privadas, en vez de ser dedicados a la creación de empleo público, reinvirtiendo en la mejora del servicio”. Por último, CGT-Aragón reitera su defensa del “ferrocarril público y social, seguro y de calidad, donde la sociedad pueda disfrutar de un Servicio Ferroviario donde prime la calidad del servicio y la seguridad de todos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.