Confianza en un taller para subsanar la crisis ferroviaria surgida en Extremadura

Ya se está actuando de manera preventiva y correctiva sobre la dotación de Autopropulsados Madrid-Cerro Negro.

Trenes automotores diésel de las series 598 y 599.

Foto: JCC

La Consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de Extremadura, Begoña García Bernal, es una política autonómica preocupada, preocupada por la falta de calidad que están ofreciendo algunos servicios de Renfe Media Distancia en las relaciones con origen y destino en las principales estaciones extremeñas. Sin embargo, ahora esa inquietud es menor tras reunirse en Madrid con el Director General de Desarrollo y Estrategia, Alberto García Álvarez, y con el Director General de Renfe Viajeros, Ramón Azuara Sánchez. Los dirigentes de la Compañía pública se mostraron confiados en que existen soluciones a esta delicada circunstancia que, a lo largo del mes de julio, han atravesado los servicios de Media Distancia, situación calificada de crisis ferroviaria en Extremadura por la totalidad de los políticos que componen el Gobierno Autonómico.

Mientras García Bernal solicitaba “un cambio inmediato de los trenes que circulan por la región, un cambio de trenes que sabemos que no puede hacerse de hoy para mañana, pero sí de hoy para unos meses”, García Álvarez Azuara Sánchez contemporizaron confiando en el trabajo que se desarrolla, y el cual se va a acentuar, en la base de mantenimiento que atiende los actuales trenes que cubren las relaciones entre Madrid y Extremadura, los de las series 598 y 599. Esa base es la de Autopropulsados Madrid-Cerro Negro, con tradición en reparar trenes automotores diésel desde el año 1952. En estos momentos su personal está formado por especialistas de Renfe Fabricación y Mantenimiento y de Actren Mantenimiento Ferroviario, sociedad participada por Caf (51 por ciento) y Renfe Operadora (49 por ciento). Todo este personal trabaja con los automotores 598 y 599, y según reveló García Bernal, “van a cambiar el cableado de los trenes para evitar posibles conatos de incendio”, además de sufrir a lo largo de 2017 una exhaustiva revisión de los motores de tracción, modelos MAN D2876 LUE 605 en el caso de la s/598 y MAN D2876 LUE 623 para la s/599.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *