Comienzan a coger un buen ritmo las obras de la futura LAV a Extremadura

Dentro de las obras en marcha en el tramo Cáceres-Mérida de la futura LAV, se ha iniciado la instalación de carril y de una vía.

Imagen de archivo del vestíbulo de la estación de Mérida.

Foto: JCC

Adif Alta Velocidad prosigue con el plan de obras entre Cáceres y Mérida, entrando las mismas en una fase que consiste en la instalación de carril y también de una vía de ancho ibérico con traviesa polivalente, lo que permitirá mediante una sencilla operación cambiar su ancho al estándar en esta futura Línea de Alta Velocidad (LAV) Madrid-Extremadura. El tramo Cáceres-Mérida tiene una longitud de 40,5 kilómetros, y para estas tareas está dividido en dos subtramos, Cáceres-Aldea del Cano de 23,5 kilómetros, y Aldea del Cano-Mérida, que cuenta con 17 kilómetros. El trabajo ahora comenzado por Adif Alta Velocidad corresponde al subtramo más próximo a la capital cacereña.

Esas traviesas que están instalando los operarios de la empresa contratista, Ferrovial-Agromán, facilitan la adaptación de los carriles para soportar circulaciones en el ancho que se desee, de 1.668 mm o de 1.435 mm, gracias a una sencilla operación en la que se extraen los tirafondos, se coloca el carril y se reinstalan esos elementos de sujeción en la posición que se desee. Su funcionalidad, por lo tanto, permite dos emplazamientos de cada carril manteniendo el eje de la vía. Por su parte, el montaje de carril en el tramo de plataforma finalizada supondrá anticipar el aprovechamiento de esta nueva infraestructura para combinarla con la línea de ancho ibérico, y así lograr en una primera etapa una reducción considerable de los tiempos de viaje entre las ciudades extremeñas, y también en sus relaciones con Madrid. En el pasado mes de diciembre ya se inició la instalación de la capa de balasto y demás actuaciones previas al montaje del carril.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *