Aumenta la exposición de trenes clásicos en la estación de Chamartín

Metro de Madrid SA, dentro de los actos conmemorativos de su centenario, continúa rehabilitando su patrimonio histórico.

Nuevos coches en la exposición conmemorativa de Metro de Madrid SA.

Foto: Mariano Álvaro

Las primeras ‘joyas’ expuestas fueron cuatro coches de los inicios de la red madrileña, el tren M-6/R-6 y el M-9/R-9, a los que ahora acompaña el tren M-65/R-65, otro clásico de un modelo que se denominó ‘Salamanca’, el cual entró en servicio entre Argüelles y Goya (Línea 4) en el año 1943. Su velocidad máxima era de 55 km/h, y estos coches motores (M) y remolques (R) se construyeron con una nueva técnica de viga de tirantes verticales, lo que aligera el peso del vehículo y da más rigidez estructural a su caja. Por cierto, la caja es más larga (14,3 metros) que en series anteriores, y por eso fueron los primeros coches con cuatro puertas de dos hojas por cada lado, lo que facilitaba una mejor salida y entrada de los viajeros. El tren M-65/R-65 se mantuvo en activo hasta el año 1990. Esta exposición se enmarca dentro del conjunto de actividades que organiza la Comunidad de Madrid a lo largo de este 2019 para conmemorar el centenario del metropolitano madrileño.

En los últimos tres meses, la muestra de material histórico ha recibido unos 14.000 visitantes, siendo de acceso libre a ella una vez se está dentro de las instalaciones de la estación de Chamartín. La visita a estas piezas se puede realizar los viernes, sábados y domingos de 10 a 14 horas. El contrato para fabricación del modelo ‘Salamanca’ (17 unidades M+R) se firmó en junio de 1940 con los constructores CAF y Euskalduna. Ahora se exhibe este M-65/R-65 con la librea unificada de la época, el color conocido como rojo carruaje, sin faltarle el correspondiente logotipo de la CMM. En los próximos meses se sumarán nuevas unidades a esta exhibición, ya que se están rehabilitando dos coches del tipo ‘Quevedo-Ventas’ con entrada en servicio en los años 1924-1928; otras dos unidades del modelo ‘L-5’ estrenadas en 1955; y también dos coches tipo ‘1000 de la 1ª Serie‘, que empezaron a circular en el año 1965.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.