Un alcalde reclama en Madrid un servicio ferroviario competitivo para su ciudad

En las oficinas centrales de Adif llegan protestas de políticos a diario, pero no son habituales las visitas personales de alcaldes.

Automotor s/599 en Madrid-Chamartín con destino a Soria.

Foto: JCC

Quiere un servicio más competitivo y así se lo ha hecho saber al propio presidente de Adif, a Juan Bravo Rivera. Ha sido Carlos Martínez Mínguez, el alcalde de Soria, el que, extrañamanente, ha demostrado estar bien aconsejado en asuntos ferroviarios y por ello fue al quid de la cuestión, a la raíz del problema. El regidor del PSOE no se desplazó a las oficinas de Renfe Viajeros a exigir trenes más modernos, y no lo hizo porque conoce de antemano que sería una solicitud inútil; no hay mejor material autopropulsado diésel que los trenes de la serie 599 que ya recibe a diario la estación de Cañuelo. El problema de Soria, de la única línea ferroviaria disponible en la capital soriana, la que le une a Torralba y Madrid-Chamartín, es la propia infraestrucutra, renovada en algunos tramos pero no de manera integral y necesaria, como ya planearon Gobiernos centrales pasados y no llegaron a cumplir por falta de presupuesto.

En otros puntos del Estado solicitan trenes dignos cuando deberían solicitar infraestructuras dignas. En Soria hay un político que no se equivoca, y ese es el alcalde Martínez Mínguez, que espera presentar su preocupación dentro de poco tiempo al ministro de Fomento, a Íñigo de la Serna, al que ha solicitado una entrevista para exigirle que dote de presupuesto a Adif y así actúe en la línea Torralba-Soria, modernizándola con nuevos sistemas de comunicaciones y de seguridad que permitan a los trenes de Renfe Viajeros alcanzar velocidades medias que hagan atractivo para los viajeros el servicio ferroviario. En cuanto a la estación de Soria-Cañuelo, el deterioro de su entorno ha derivado en una iniciativa sobre la que el Ayuntamiento lleva un tiempo trabajando, logrando dotarla de casi de tres millones de euros gracias a una inversión comprometida por la Junta de Castilla y León. Se trata del proyecto de construcción de una estación intermodal, unificando el servicio ferroviario y de autocares, en terrenos de Adif. El alcalde Martínez Mínguez lo puso en conocimiento del presidente Bravo Rivera porque está en disposición de revisar el uso dotacional de algunos terrenos ferroviarios anexos para facilitar ahí futuros planes urbanísticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *