El alcalde es el primer defensor de la histórica estación de Almería

Con lentitud, pero en Almería se van dando pasos para ver rehabilitada su antigua estación, inaugurada en el año 1894.

Edificio histórico de la antigua estación de Almería.

Foto: JCC

Como no podía ser de otra manera dada la importancia histórica y arquitectónica del edificio en cuestión, la antigua estación de Andaluces en Almería, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a través de la Dirección General correspondiente, ha autorizado a Adif, propietario del inmueble sin servicio ferroviario, para que se lleve a cabo una primera fase de obras que aseguren su mejor conservación. La intervención del Ministerio era obligada antes de iniciar los trabajos debido a que la estación está catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC), por lo que cualquier actuación sobre ella debe ajustarse al exigente protocolo que marca la ley con los elementos del patrimonio histórico. La empresa que realizará las labores previstas, tanto correctoras como preventivas, será Tragsa.

El presupuesto inicial para esta intervención se ha fijado en 246.164,86 euros, inversión con la que se espera completar un amplio catálogo de actuaciones, siendo las principales previstas tanto en la fachada, rehabilitación de la balaustrada de la cubierta y de las piezas ornamentales, como en el vestíbulo, donde se ha planificado una rehabilitación íntegra de la marquesina de entrada. En esta iniciativa de no dejar perder para Almería un edificio de su trascendencia histórica a nivel social se ha involucrado de manera directa el alcalde de la ciudad, Ramón Fernández-Pacheco, que ha mantenido varias reuniones de trabajo con responsables de Adif, tanto en Andalucía como en Madrid, ya que su planteamiento es recuperar la legendaria estación como un espacio vivo y útil para los almerienses. De hecho, Fernández-Pacheco cree que la estación puede ser un foco de atracción turística una vez que se ponga en valor con intervenciones como la que se va a acometer, en la que también se eliminarán los elementos que hayan podido enmascarar el diseño original del edificio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.