Air Nostrum podrá alquilar o comprar un máximo de siete trenes s/100 a Renfe AMF

La premura de Air Nostrum por entrar en el sector ferroviario le aboca a alquilar o comprar trenes de segunda mano.

Tren de Alta Velocidad de Alstom. Serie 100 de Renfe Op.

Foto: Miguel Ángel Patier

La aerolínea Air Nostrum tienen planeado romper el monopolio de Renfe Viajeros, y lo intentará iniciando su actividad ferroviaria a través de la filial Intermodalidad de Levante SA (ILSA). Esta empresa operaría un servicio internacional de Alta Velocidad entre Madrid y Montpellier, según una comunicación remitida a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Por lo tanto, el primer competidor de Renfe Viajeros está en la línea de salida en espera de completar todos los trámites burocráticos obligados, siendo el objetivo de ILSA estrenarse dentro de un año, en octubre de 2018. Aunque el de viajeros no es un mercado aún liberalizado en España, en este caso ILSA podría operar dado que el transporte ferroviario internacional sí lo está desde el año 2010 y, ademas, afirma cumplir con todos los requisitos marcados por la CNMC en este apartado, como que el tramo internacional represente al menos un 20 por ciento del recorrido total.

Para viajar entre Madrid y Montpellier, con paradas en Zaragoza, Barcelona, Perpignan y Narbona, ILSA plantea en el informe inicial atender dos viajes de ida y vuelta cada día, los que debería cubrir con el único material motor que ILSA tiene a su alcance en estos momentos, los trenes de la serie 100 sobrantes del parque de Renfe Viajeros. Estas unidades se encuentran a disposición de Renfe Alquiler de Material Ferroviario, la sociedad filial de Renfe Operadora que se dedica al alquiler de material a otros operadores. En ese estado de posible alquiler, o venta, el catálogo de Renfe AMF ofrece las siete primeras unidades de la serie 100, construidas entre los años 1991 y 1992 y con una posterior importante modernización. Al ser trenes de origen francés, su adaptación para ser habilitados y poder circular sobre las vías de aquel país no sería complicada, como ya demostró Renfe Viajeros en las composiciones que asignó a sus servicios en cooperación con SNCF.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *